Ventajas tecnología LED

Lo que hay que saber… | ¿Qué es la tecnología LED? | Ventajas tecnología LED | Ahorro de energía limpia

Ventajas del LED frente a otros sistemas de iluminación

El salto tecnológico que supone el uso de diodos de alta potencia o LEDS, ofrece una reducción drástica del consumo eléctrico, disponiendo de una eficiencia lumínica muy superior al alumbrado convencional.

La robustez que deben ofrecer los módulos, junto a que apenas pierde luminosidad a lo largo de su dilatada vida, reducen el mantenimiento y las sustituciones. Su vida útil supera las 50000 horas, lo que en términos reales de funcionamiento normal suponen entre seis y diez AÑOS DE VIDA UTIL sin ningún tipo de mantenimiento.

El amplio espectro de emisión cromática del LED, cuantificado por el Índice de Reproducción Cromática, lo convierte en una fuente que reproduce los colores reales. A diferencia de la iluminación incandescente o por vapor de sodio, que emiten en un espectro muy reducido. Esta característica es muy importante para la iluminación de ambientes de trabajo.

Es un sistema ligero y de fácil transporte, lo que facilita su manipulación y contribuye a reducir los costes de logística y la contaminación derivada de su transporte.

Su alta eficiencia se traduce en una baja emisión de calor, con lo cual son ideales para grandes espacios de reuniones u hoteles, al no aumentar la temperatura del local se produce un ahorro significativo en consumo de climatización.

Los sistemas para iluminación más empleados en el mundo son: lámparas incandescentes, lámparas fluorescentes y halógenos. La iluminación LED carece de filamentos, ampollas de vidrio o gases a presión, considerándose una fuente de luz en estado sólido (un complejo de cristales que contienen una serie de impurezas: Galio, Zinc, Fósforo).

La magnitud que mide la luz emitida es el flujo luminoso, que en el sistema internacional se mide en lúmenes (lm). Esta magnitud tiene en cuenta la sensibilidad que tiene el ojo humano a las diferentes longitudes de onda presentes en la luz. Los Lúmenes emitidos dividido entre el consumo de la lámpara nos informan de lo eficiente que es. Una mayor eficiencia implica un menor consumo eléctrico y por tanto una reducción de costes en electricidad y una drástica reducción de la producción de CO2 asociada.

La tecnología LED ya ha alcanzado cotas de eficiencia de 130lm/w, superando notoriamente a la gran parte de las tecnologías actuales. Con la ventaja de que al LED todavía le quedan grandes posibilidades de mejora, mientras que la incandescencia, fluorescencia y las lámparas de descarga son tecnologías muy maduras con escasas perspectivas de evolución.

Los tubos fluorescentes son fuentes de emisión luminosa omnidireccional. Esto significa que una parte de la luz creada se pierde en el interior del portalámparas o reflectores de la lámpara en que se instalan.

La vida útil de las lámparas el tiempo de reposición de lámparas. En el caso del LED, es una tecnología en estado sólido robusta, sin gases, ampollas ni tubos de descarga, esto hace que sea mucho más duradera que cualquier otra tecnología.

Las lámparas de descarga (fluorescencia, V. Sodio y V. Mercurio) son especialmente sensibles a la temperatura de trabajo y al número de encendidos, que acortan sustancialmente su vida útil. El LED puede trabajar en un espectro mucho más amplio de temperaturas (entre -35ºC y 45ºC) y al no tener que producirse la descarga de electrones a través de gases, se puede encender y apagar tantas veces como sea necesario sin ver reducida su vida útil.

Una mayor vida útil redunda en un menor gasto en material eléctrico, menos residuos generados y menos coste derivado de la instalación de las reposiciones, esto es especialmente importante en iluminación de la vía pública, o en los rótulos publicitarios donde los costes de intervención son notoriamente elevados.

Los tubos fluorescentes van perdiendo su capacidad de producción de luz, ennegreciéndose con el tiempo y consumiendo la misma energía para producir cada vez menos luz.

A las 6.000 horas de funcionamiento, un fluorescente sólo proporcionará un 60% del flujo luminoso inicial.

Los encendidos frecuentes del tubo acortan significativamente su vida operativa, que puede reducirse hasta las 1.000 horas más o menos.

Lo que hay que saber… | ¿Qué es la tecnología LED? | Ventajas tecnología LED | Ahorro de energía limpia